FARC atacan en la frontera

farc-atacan-en-la-frontera-1-2014056064630-e59c2a28da13e1e0e2fe7b216aba7945

Guerrilleros del Frente 48 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) serían los responsables del ataque con cilindros bomba a una subestación petrolera en el departamento de Putumayo, en plena frontera con Ecuador.
De acuerdo con las autoridades, el ataque causó graves daños materiales en la infraestructura de la subestación, ubicada en el sector de Puerto Colón en el municipio de San Miguel.
Una fuente del Ejército colombiano dijo a La Hora que los guerrilleros lanzaron cilindros bomba contra los tanques de almacenamiento de crudo, lo que produjo un incendio de grandes proporciones que no ha logrado ser controlado por las autoridades, debido a su magnitud.
Aunque el ataque no dejó heridos, produjo graves daños materiales y medioambientales en el sector por cuenta de la fuerza de la conflagración.

Otro ataque


En otro ataque, ocurrido en el cercano municipio de Puerto Asís, varios militares fueron hostigados por un grupo de presuntos guerrilleros, quienes pretendían atentar contra los pozos petroleros Quillacinga y Piñuña 5, ubicados en el corredor Puerto Vega–Teteyé.
En dicha carretera, según las autoridades, otro grupo de guerrilleros atacó una caravana de 11 vehículos que transportaban crudo y aguas residuales, ocasionando un derrame que generó una grave afectación ambiental en el sector.
Cifras de la guerra


Por otro lado, las FARC afirmaron que en el primer trimestre de este año, asesinaron a 129 militares y 16 policías, de acuerdo con un ‘parte de guerra’ dado a conocer ayer por la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), cercana a los insurgentes.
En su estadística, la guerrilla también detalla hostigamientos, número de integrantes del Ejército y de la Policía que resultaron heridos, y hasta los perros antiexplosivos de la Fuerza Pública que perdieron la vida al desactivar minas y otros artefactos.
Frente a estos supuestos resultados, los subversivos solo informan de cuatro bajas en sus filas: dos guerrilleros capturados y tres heridos por acción de la Fuerza Pública.
Desmentido


El Ministerio de Defensa de Colombia, a su vez, indicó que, entre enero y marzo, el reporte oficial arrojaba que 77 uniformados perdieron la vida en combates, la cifra más baja en los últimos 13 años. El año pasado, en ese mismo periodo, el número de policías y militares caídos era de 101.
La cartera también negó que la guerrilla haya perdido tan pocos hombres en sus filas, como sostiene. En el primer trimestre, los resultados oficiales sumaban 89 guerrilleros muertos y 745 capturados de las dos guerrillas (FARC y Ejército de Liberación Nacional, ELN), siendo las FARC la más afectada. Igualmente, se informó que este año se han desmovilizado 308 integrantes de las FARC.
Otro de los hechos que las FARC publican como una de sus victorias es el ocurrido el 26 de marzo pasado, cuando combatientes del Bloque Comandante Alfonso Cano habrían “dado muerte” a 14 militares en Cauca y Nariño. Con relación a ese caso, en los registros y minutas del Ejército colombiano no aparece personal afectado.
“Así es la guerra en Colombia, día por día, muerto por muerto”, finaliza el parte guerrillero.

Reacciones

° Con sus partes de guerra, las FARC pretenden reflejar fortaleza y poder, según analistas de seguridad consultados por el diario El Tiempo de Bogotá.
Román Ortiz, experto español en conflictos, consideró que las FARC “quieren hacer creer que están confrontando a la Fuerza Pública con neutralidad, cuando el país sabe que eluden el combate porque no se sienten fuertes y por eso mienten con esas cifras”.
Para el conocedor Jairo Libreros, la estrategia de la guerrilla es mostrarse fuerte.
El exdirector de la Policía Nacional, general Luis Ernesto Gilibert sostuvo que los rebeldes buscan permanecer sentados en la mesa de paz mostrando capacidad de movimiento, de ataque, de defensa, y lo hacen “inflando las cifras de la guerra”.

 

Deja un comentario