El papa Francisco condenó la muerte del candidato presidencial

El papa Francisco condenó el asesinato de Fernando Villavicencio, a manos de presuntos sicarios, cuando salía el pasado miércoles de un mitin electoral en Quito, un caso que ha conmocionado a Latinoamérica y al resto del mundo.

«El Santo Padre desea hacer llegar su profundo pésame a vuestra excelencia, a la familia del difunto y al todo el amado pueblo ecuatoriano».

Así lo indicó el Vaticano en un telegrama enviado en nombre del Pontífice por el secretario de Estado, Pietro Parolin, al arzobispo de Quito, Alfredo José Espinoza Mateus.

El Sumo Pontífice también hizo un llamado:

«A todos los ciudadanos y las fuerzas políticas unirse en un esfuerzo común en favor de la paz», ante «el sufrimiento causado por una violencia injustificable, que condena con todas sus fuerzas».

«Con estos sentimientos, el papa Francisco, a la vez que encomienda a la materna intercesión de Nuestra Señora de El Quinche el eterno descanso del señor Villavicencio, imparte con afecto la bendición apostólica, como signo de fe y esperanza en Cristo resucitado«, concluyó el mensaje redactado en español.

Periodista y exmiembro de la Asamblea Nacional, Villavicencio era uno de los ocho candidatos a la presidencia que concurrían a las elecciones generales extraordinarias previstas para el 20 de agosto en las que se elegirá al sucesor de Guillermo Lasso.