Protestas ensombrecen ambiente en el Mundial

protestas-ensombrecen-ambiente-en-el-mundial-0-20140612072242-bce351f80ad61ca455d405bc58922e35

La Policía lanzó gases lacrimógenos, balas de goma y bombas de estruendo para dispersar manifestantes anti Copa en Sao Paulo, donde se inauguró ayer el Mundial de Fútbol.
Cientos de manifestantes se reunieron cerca de la estación de Metro Carrao de esta megalópolis, cargando una pancarta que rezaba: “Si no tenemos derechos, no habrá Copa”.
Dijeron que su objetivo era acercarse lo más posible al estadio Arena Corinthians, donde el Mundial se inauguraba, pero la Policía de choque, portando escudos, los dispersó con bombas de estruendo y gases lacrimógenos antes de que la marcha arrancara.
Corresponsales heridas


Dos periodistas de la red CNN quedaron heridas durante el enfrentamiento. La productora de la red de televisión norteamericana en Sao Paulo, Barbara Arvanitidis, de nacionalidad canadiense, fue herida mientras cubría la protesta por la esquirla de una bomba aturdidora lanzada por los agentes que comenzaron a dispersar a los manifestantes.
Asimismo, la corresponsal de CNN en la ciudad brasileña, Shasta Darlington, también resultó herida leve con algunos rasguños como consecuencia de una caída durante la confusión.
Aunque aún no hay un parte médico oficial, Arvanitidis presentaba una herida lacerante en el brazo tras ser atendida por voluntarios presentes en la manifestación, según imágenes divulgadas por televisiones locales.
“¡No habrá Copa!”


Tras los enfrentamientos con la Policía, los manifestantes volvieron a concentrarse en una calle vecina, y lanzaron botellas de cerveza y piedras contra la Policía, que respondió con más de una decena de gases lacrimógenos y bombas de estruendo.
“¡No habrá Copa!”, cantaban los manifestantes antes de ser dispersados, una frase que se ha convertido en el lema de muchos brasileños indignados con los 11.000 millones de dólares que el Mundial costará a los contribuyentes brasileños, y que reclaman para la educación, la salud, la vivienda y el transporte.
También en Río


Miles de personas marcharon también en Río de Janeiro en manifestaciones contra la organización del Mundial.
Una manifestación congregó a profesores, sindicatos, partidos políticos de izquierda, feministas y cientos de ciudadanos anónimos en demanda de mayores inversiones en salud y educación, en lugar de estadios de fútbol.
Los activistas se congregaron en la plaza de Candelaria y marcharon por la avenida Río Branco, una de las principales arterias de la segunda mayor ciudad de Brasil, colapsando el tráfico del centro en un horario en que los brasileños salían del trabajo antes de ir a ver el Brasil-Croacia, partido inaugural del Mundial.
Al final de la manifestación, un grupo de cientos de personas se congregó en una plaza del céntrico barrio de Lapa donde se registraron incidentes aislados con la Policía, que dispersó a los activistas con gas pimienta y arrestó al menos a tres personas.
Igualmente hubo disturbios en Belo Horizonte.

 

Deja un comentario