Mediocampistas se adueñan del gol en el Mundial de Brasil

partido

Si hay una tendencia que está certificando el Mundial de Brasil es que el gol ya no es propiedad del delantero de área. El protagonismo ofensivo es ahora del mediocampo.

Los 154 goles que se llevan anotados en la Copa van camino de batir el récord de 171 en Francia 1998. Pero más allá de la cifra global, los números evidencian que el gol es cada vez más hijo del juego de los mediocampistas y menos del artillero oportunista.

El colombiano James Rodríguez, con 5 dianas, y Thomas Müller, Lionel Messi, Neymar, Arjen Robben y Karim Benzema, con 4 respectivamente, lideran la tabla de goleadores de la competición. Todos ellos juegan cerca del área, pero ocupan diferentes posiciones en la cancha, especialmente el medio campo. De hecho, tienen la virtud de no ser egoístas. Entre los seis, suman ocho asistencias de gol a sus compañeros.

¿Por qué?

El holandés Robin van Persie, al que podría definirse como un artillero a la vieja usanza, dijo que todas las selecciones imitan patrones de juego que ven en los grandes clubes. Y en los últimos años equipos como FC Barcelona, Bayern Munich o Real Madrid han revolucionado sus sistemas.

«Todas las selecciones nos conocemos perfectamente», dijo Van Persie durante el Mundial. «Todos los equipos ven lo que hace Barcelona, Manchester United o Bayern Munich».

Hace mucho tiempo que el Barcelona prescindió del delantero de área en su alineación. Y si lo hace nunca está de referente. Madrid usa el famoso tridente conocido como BBC (Benzema, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo). Pero estos delanteros caen a banda y ocupan zonas impensables para un artillero de la vieja escuela.

En el Bayern Munich, como en Holanda, Robben arranca como extremo a pierna cambiada. Ya no busca el típico centro. Sino que encara hacia el centro para disparar con su zurda.

España fue probablemente la selección que más peso dio a su medio campo. Uno de ellos, Andrés Iniesta, le dio el título a la Roja en Sudáfrica. Y esa herencia perdura.

Porque los mediocampistas llegadores tienen también la virtud de la generosidad. Salvo Neymar, el resto de los máximos artilleros han servido otros ocho goles a sus compañeros con sus asistencias.

Un buen ejemplo de lo visto en Brasil es Colombia. Sin Radamel Falcao, un auténtico depredador de área, el técnico José Pekerman optó por rodear a James de delanteros. Pero el que llega a línea de gol es el 10. En la victoria 2-0 contra Uruguay en octavos de final, el segundo gol parecía una jugada cualquiera del FC Barcelona.

Juan Cuadrado, como si fuera Neymar, ganó la línea de fondo y cedió de cabeza al corazón del área. El que se descolgó del medio campo para matar fue James, y no el artillero, como cuando lo hace Messi. Porque los centrales no pierden la marca de los delanteros, pero los que sorprenden desde atrás son los mediocampistas.

Y tienen mucho gol.

Fuente: El Universo

Fecha: 03-07-2014

http://www.eluniverso.com/deportes/2014/07/03/nota/3184161/mediocampistas-se-aduenan-gol-mundial-brasil

Deja un comentario