Juicio laboral tras el cierre de Vanguardia

 

QUITO.- El caso de la cerrada Revista Vanguardia irá a juicio laboral ante la falta de acuerdo durante la audiencia de conciliación efectuada ayer en el Ministerio de Relaciones Laborales (MRL) entre los extrabajadores y la defensa del propietario del medio de comunicación, Francisco Vivanco.

La diligencia se enmarca en la demanda que interpusieron nueve periodistas, liderados por el exdirector, Juan Carlos Calderón, que reclaman una indemnización económica.

Sin embargo, en la diligencia Gerardo Aguirre, abogado de Vivanco, demandó de los exempleados y de la justicia que se demuestre que se trata de un despido intempestivo, por lo que el caso al no haber acuerdo irá a juicio.

“Yo, ni usted, ni el inspector del Trabajo tiene facultad para calificar el despido intempestivo. Solamente el juez en sentencia establece aquello y esperemos una sentencia judicial”, subrayó Aguirre.

No obstante, de acuerdo con el Código del Trabajo para el caso de la liquidación de un negocio dice que el anuncio surtirá los mismos efectos que el desahucio.

Mientras el artículo 188 de la misma normativa establece que “si por efecto de liquidación de negocio el empleador da por terminadas las relaciones laborales, deberá pagar a los trabajadores cesantes la bonificación e indemnización respectivas”.

Al ingreso de la audiencia, Aguirre aseguró que como exempleadores tienen plazo de 30 días para cumplir con la obligación de cancelar los haberes de los periodistas. Es más, indicó que las actas de finiquito ya están listas.

Tampoco en la diligencia, a una semana del cierre de la Revista, los trabajadores lograron la autorización de Vivanco para que retiren sus objetivos personales, ya que a decir de Aguirre “no creo que tengan cartas personales o intimas, estamos hablando de un lugar de trabajo”.

 

Juan Carlos Calderón expresó su decepción porque esperaban un compromiso de parte del propietario del medio para la cancelación de las liquidaciones e indemnizaciones respectivas, pero no hay ese compromiso”.

Cuestionó la negativa para que sus compañeros puedan acceder a sus objetos personales que quedaron en las instalaciones del medio debido a la sorpresiva decisión de cerrarla la semana pasada.

Son insumos periodísticos de datos, de fuentes, por ejemplo que tenemos registrados en nuestras computadoras, eso es propiedad del periodista, manifestó.

Fuente : Diario el Mercurio

Fecha : 5 de Julio de 2013

http://www.elmercurio.com.ec/387656-juicio-laboral-tras-el-cierre-de-vanguardia.html

Deja un comentario