Venezuela entra a una nueva semana tensa y expectante

Con una polémica auditoría en desarrollo, una impugnación de los últimos comicios en trámite, conflicto interno encrispado y un escenario internacional tenso por declaraciones de la OEA y los gobiernos de España y Perú, Venezuela inicia una nueva semana, la tercera para el gobierno de Nicolás Maduro.

Ayer, a través de un comunicado, la Mesa de la Unidad Democrática repudió el manejo de la política internacional del gobierno y condenó que el presidente Maduro replique hacia el exterior el lenguaje agresivo con el que se refiere a sus adversarios internos.

 

Destacaron que no puede considerar irrespetuosa la propuesta del canciller de Perú, Rafael Roncagliolo, a la Unasur para que fije posición sobre la situación política en Venezuela. “Esa es la actitud propia de los gobiernos preocupados por las cobardes agresiones contra la oposición venezolana; la arbitraria decisión de quitarle el derecho de palabra en las sesiones; la salvaje represión contra estudiantes en Barquisimeto; las amenazas de despido a empleados públicos; el hostigamiento y acoso a los medios privados de comunicación o las detenciones ilegales de dirigentes opositores”, indica el documento, publicado en el diario venezolano El Nacional.

La oposición liderada por el excandidato Henrique Capriles denuncia supuestas irregularidades en los comicios del pasado 14 de abril que le dieron el triunfo a Maduro y que desataron una ola de protestas en el país que dejaron unos diez muertos. Al siguiente día de las elecciones, el candidato oficialista fue proclamado presidente y cuatro días después asumió el cargo sin haber finalizado el conteo total de los votos.

La estrecha ventaja de 1,8 puntos porcentuales, que se registró el día de la proclamación de Maduro se redujo a 1,5 tras el conteo del voto exterior en los que arrasó Capriles, cuyo boletín se emitió el 29 de abril.

Maduro anunció que iniciará mañana una visita oficial a Uruguay, se reunirá con el jefe de Estado, José Mujica, y el expresidente Tabaré Vázquez, informaron fuentes oficiales.

Dos meses después de la muerte de Hugo Chávez, Venezuela busca un nuevo orden político sumida en un profundo clima de crispación.

El gobierno chavista se mantiene enfrascado en una permanente campaña para obtener apoyo político, dejando de lado otros asuntos claves para los venezolanos, indicó ayer el diario español El País, en un artículo que tituló: Venezuela, la gestión de la nada.

Fuente : Diario el Universo

Deja un comentario