Tránsito: la infracción será un delito doloso

QUITO.- El cambio de infracción por delito doloso en materia de tránsito donde se fija una pena de tres a cinco años de prisión en caso de un accidente con muerte, es otro de los cambios radicales que contiene el proyecto del nuevo Código Orgánico Integral Penal (COIP), que se debate en la Asamblea Nacional.

La reforma, que fue aprobada la semana pasada y que constituye la segunda en menos de dos años en esta materia, se da, según la visión de la mayoría oficialista, frente al alto índice de mortalidad por accidentes de tránsito.

De acuerdo con datos del Observatorio Justicia Vial, en lo que va del 2013 se han registrado 17 mil accidentes causando la muerte de alrededor de 1.500 personas.

Con este panorama, el artículo 372 del COIP establece que “la persona que ocasione un accidente de tránsito del que resulte la muerte de una o más personas por infringir un deber objetivo de cuidado, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años, suspensión de la licencia de conducir por seis meses una vez cumplida la pena privativa de libertad y multa de veinte salarios básicos unificados del trabajador en general”.

Análisis

En el análisis de esa norma, el expresidente de la exCorte Suprema de Justicia y exprocurador, Gustavo Medina López, dijo que legislar en materia penal es sumamente delicado, por tanto hay que extremar cuidados hasta de orden gramatical para configurar los hechos.

Eso quiere decir, sostuvo el jurista, que a la Asamblea Nacional se le fue la mano al convertir una infracción en una conducta delictiva, que es lo que se ha hecho con las infracciones de tránsito.

Dijo que de acuerdo con la doctrina del Derecho, lo culposo tiene que ver con negligencia o descuido, y lo doloso entraña la intención premeditada de dañar. Por tanto no comparte con la figura de “homicidio culposo” a los accidentes de tránsito con muerte.

Para Medina, en vez de crear claridad en la legislación, el COIP lo que ha hecho es crear confusiones en materia penal, lo que es grave porque tiene que ver con valores como la libertad y la vida.

“Por qué condenar a una persona que no sale a matar, sino que por impudencia puede provocar un accidente”, se preguntó, al señalar que los efectos de esta reforma, sin duda serán graves.

Contradicciones

Jorge Yánez, dirigente de la transportación urbana, sostuvo que si bien no se opone a que existan determinadas sanciones, los asambleístas están violentando varios principios constitucionales con la aprobación  del COIP.
Un ejemplo, dijo, es el artículo 11 que declara a todos los ecuatorianos iguales ante la ley y la Constitución. Sin embargo, en la reforma se sanciona con penas distintas a los conductores de la transportación pública con la privada.
Además, por un mismo hecho se está sancionado con multas, retiro de puntos y hasta prisión, lo que en Derecho no procede.
Por estas razones, el dirigente apuntó que espera un veto presidencial, ya que se confunde delitos con infracciones. (ANL).

OTRAS REFORMAS EN MATERIA DE TRÁNSITO

–        La actual Ley de Transito sanciona al conductor que sobrepasa el nivel 0.3 gramos de alcohol por litro de sangre.

Pero en el Código Penal que se vota en la Asamblea, se hace una distinción para quienes conducen transporte público. Para estos el nivel máximo de alcohol es de 0.1 por litro de sangre y en caso de excederlo recibirán una multa de 954 dólares, 30 puntos menos en la licencia y 90 días de cárcel, así como la retención del vehículo por 24 horas.

–        También se endurece la sanción para el  exceso de pasajeros.

Con la actual ley, se trata de un contravención grave de primera clase sancionada con una multa de 95 dólares y 6 puntos menos en la licencia.

Sin embargo, en el Código Penal se la convierte en delito culposo con una sanción de seis meses a un año de prisión, el retiro de  la licencia por el mismo tiempo y una multa de hasta 1.590 dólares.

–        Si el exceso de pasajeros se detecta a la salida de los terminales terrestres, la operadora también será sancionada con la suspensión de la operación de hasta 60 días.

–        Asimismo, en caso de que el vehículo con el cual se ocasionó el accidente preste un servicio público de transporte, será solidariamente responsable de los daños civiles, la operadora de transporte y la o el propietario del vehículo. Además se retirará el cupo del vehículo accidentado.

–        En caso de daños mecánicos en la ley vigente sanciona con una multa, pero el COIP dispone pena de cárcel por un 

Fuente : Diario el Mercurio

Fecha : 17 de Octubre de 2013

http://www.elmercurio.com.ec/402134-transito-la-infraccion-sera-un-delito-doloso.html

Deja un comentario