Severas condenas a tres periodistas

severas-condenas-a-tres-periodistas-20140623075645-98edc4e6d692f71df75180d587eb6f9c

A nivel internacional se ha lanzado una campaña para apoyar a los periodistas con la consigna: ‘El periodismo no es un crimen’.
Tras la visita del secretario de Estado norteamericano John Kerry, cuyo país prometió desbloquear un tercio de su importante ayuda militar a Egipto, se esperaba una absolución.
“La condena de hoy (lunes) es una sentencia escalofriante y draconiana”, declaró Kerry, en una conferencia de prensa en la capital iraquí.
Durante una visita a El Cairo el domingo, el secretario de Estado estadounidense había abogado por las “libertades” ante el presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi.
Kerry afirmó haber expresado en El Cairo el descontento de Washington y añadió que estas condenas eran “preocupantes”.
Alarma mundial
Navi Pillay, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, se declaró en un comunicado publicado en Ginebra, “conmocionada y muy alarmada” por los veredictos y las penas, que son “obscenos y una parodia de justicia”.
Greste y el egipcio-canadiense Mohamed Fadel Fahmy, jefe de la oficina de la cadena catarí antes de que fuera prohibida en Egipto, fueron condenados a siete años de cárcel mientras que el egipcio Baher Mohamed fue condenado a 10.
Entre los otros acusados hay dos periodistas británicos y uno holandés que ya se encuentran en el extranjero y han sido condenados a 10 años de prisión.
La cadena Al Jazeera ha calificado el veredicto de “injusto” mientras que Australia dijo estar “consternada”. Holanda, por su parte, llamó a consultas a su embajador en Egipto, y afirmó que la periodista Rena Netjes no había tenido derecho “a un juicio justo” y anunció que tratarían el caso con la Unión Europea.
Una vergüenza
Egipto considera a la cadena de satélite como un portavoz de Catar, a quien le reprocha el apoyo a los Hermanos Musulmanes, mientras que Doha denuncia abiertamente las represiones contra los partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi.
“La detención de nuestros compañeros no tiene ninguna justificación. Es una vergüenza que hayan estado retenidos 177 días y la condena también es ilógica, falta de sentido común y aparentemente de justicia”, dijo la cadena del pequeño emirato tras el anuncio del veredicto.
De las 20 personas juzgadas en este caso, 16 egipcios han sido acusados de pertenecer a una “organización terrorista”, los Hermanos Musulmanes, y de haber intentado “perjudicar la imagen de Egipto” y cuatro extranjeros de haber publicado “informaciones falsas”.

No habrá indulto
° Un responsable de la Presidencia egipcia dijo que no se iba a conceder ningún indulto por el momento y que no podían intervenir hasta que no se hubiera pronunciado un tribunal de apelación sobre el asunto.
Chabane Said, abogado de la defensa, denunció que se trataba de una sentencia “política”. “No hay ninguna prueba contra los acusados. Todos los periodistas deben preocuparse a partir de ahora: no hay justicia, es la política la que dicta la ley”, dijo.
El veredicto se produce dos semanas después de la elección a la Presidencia del exjefe militar Abdel Fatah al Sisi con un 96,9% de los votos. El Mariscal dirigía de facto el país desde que derrocó y arrestó al anterior presidente, Mohamed Mursi, el 3 de julio de 2013 y lanzó una sangrienta represión contra toda la oposición política.
Los periodistas Greste y Fahmy fueron detenidos cuando cubrían estos acontecimientos el 29 de diciembre en una habitación del hotel de El Cairo transformada en oficina después de que la Policía irrumpiera en la sede de Al Jazeera.

Deja un comentario