Radares, claves para controlar rutas del narcotráfico en el país

La estrategia de los cárteles del narcotráfico que, según expertos y los últimos hechos, emprendieron el trazado de nuevas rutas para el transporte de la droga en Ecuador debe alertar a las autoridades sobre la urgencia que implica la adquisición de radares para la seguridad y el control de sus fronteras.
En esta afirmación coincidieron los expertos en seguridad Eduardo Jarrín y Ricardo Camacho, quienes advirtieron que hoy es “imprescindible” adquirir y poner en marcha mayores mecanismos de rastreo que puedan identificar todo el territorio nacional.
“Los radares son fundamentales para cualquier estado moderno, no sólo para la defensa nacional, sino para el control del narcotráfico (por aire, mar y tierra). Un país sin radares es un país ciego”, resaltó Camacho.
El 6 de mayo, durante un operativo policial, se capturó al ciudadano mexicano Manuel de Jesús Acosta Alvarado, en el cantón Santa Rosa (El Oro). Acosta sería el jefe de una banda narcodelictiva vinculada al Cártel de Sinaloa, que habría estado operando en el país desde enero. El detenido también fue relacionado con sus compatriotas apresados el 2 de mayo a bordo del yate ‘Green Onion’, de bandera mexicana, con 4 toneladas de cocaína de tránsito en las islas Galápagos.

 

 

Nuevos caminos

Jarrín atribuyó el cambio de rutas de la droga, de la frontera norte hacia Perú o incluso a Galápagos, a la estrategia de los narcotraficantes para evitar los controles, que están mayormente ubicados en el norte. “El narcotráfico tiene gente especializada en trazar nuevas áreas que, cuando empiezan a explotarse demasiado, buscan otras alternativas”.
Camacho hizo un llamado a que se agiliten los procesos de adquisición de sistemas radáricos con la declaratoria de un Estado de Emergencia. Sin embargo, Jarrín dijo que ése “no es el camino” y coincidió con la apreciación del excomandante de la FAE, Oswaldo Domínguez, quien agrega que mientras se adquieren los nuevos equipos, Ecuador podría pensar en un acuerdo con Colombia para utilizar la señal que genera ese país para el control de narcotráfico, la guerrilla o la delincuencia. “Éstas son formas para poder superar transitoriamente la falta de la tecnología”, señaló el oficial (sp).

 

 

Situaciones
Jarrín lamentó que la política gubernamental no apunte hacia los tratados bilaterales, por lo que también sugirió activar convenios con Perú o con EE.UU. para que las corbetas con radares incorporados que poseen estos países “nos ayuden en el cuidado de la frontera”.
El 17 de abril, el jefe del Comando Conjunto de las FF.AA., Leonardo Barreiro reveló que los radares que fueron adquiridos a la empresa china CETC Internacional por 60 millones de dólares no funcionaron y señaló que, por lo pronto, los aviones supertucanos son los encargados de realizar la vigilancia del espacio aéreo.
Sin embargo, Camacho subrayó que sería “imposible” que toda la flotilla de los supertucanos vuele las 24 horas por el costo que implicaría: combustible, horas hombre… “Habría que tener decenas de pilotos más para que vuelen esos equipos, sería imposible”.

Fuente : Diario la Hora

Deja un comentario