No pagan liquidaciones de universidades cerradas

Los datos oficiales del Consejo de Educación Superior (CES) señalan que el 70% de las 14 universidades cerradas estará liquidado y desvinculado hasta finales de este mes. El resto tomará un poco más de tiempo por complicaciones iniciales, como falta de información administrativa, económica y avalúo de bienes.


Todos los administradores temporales, después de que ha pasado la etapa académica con la graduación de los estudiantes que continuaron en las instituciones, tienen la responsabilidad de vender los bienes muebles e inmuebles para pagar las deudas pendientes. Lo primordial, cancelar a los extrabajadores de las universidades, explicó el director del Plan de Contingencia del CES, German Rojas.


En octubre del año pasado, las autoridades informaron que desde inicios de noviembre de 2013 se iba a efectuar el pago de la deuda que estaba abierta desde el 12 de abril, fecha en que cerraron las universidades. Se habían destinado 640 mil dólares para la cancelación de sueldos atrasados, aunque las liquidaciones para 920 mil profesores con relación de dependencia, no existían hasta la venta de los activos.


De la información recabada por La Hora, en la Escuela Politécnica Javeriana (Espoj) y la Universidad Equatorialis, ya se ha cancelado a los profesores, como confirmó una autoridad que salió de la administración y que prefiere mantener la reserva de su nombre.


En la Espoj había un préstamo a favor por un millón de dólares, de lo que se pudo recuperar una parte y pagar a los 46 trabajadores, excluyendo a los dueños que ocupaban los cargos más altos en la administración. Mientras en la Equatorialis era “poca gente”, alrededor de 10 personas, por lo que no hubo dificultades, explicó.


Mientras en otras universidades, el proceso se ha alargado y parecería no tener solución, como comentaron los entrevistados, porque los activos de las instituciones no alcanzarían a cubrir los pasivos.

Casos


Una de las universidades con mayor complejidad es la Pérez Guerrero, comentó la autoridad que salió de allí, así como el representante de los extrabajadores, Ramiro Celi.


El pago de salarios vencidos del período 2011 hasta abril de 2012 se efectuó en bienes por alrededor de 60 mil 600 dólares. Fueron “muebles entregados de manera aleatoria, herramientas, computadoras”.


Sin embargo, con el avalúo que realizó el perito a pedido del Juez “se perdió entre el 20% y 25%”, sumado a que un porcentaje estaba en mal estado, comentó Celi. Tras la venta, obtuvieron alrededor de 34 mil dólares que fueron distribuidos a los 56 trabajadores. Todavía tienen una parte almacenada en una bodega porque no se pudo vender.


Pero, queda una deuda pendiente, según él, por alrededor de 220 mil dólares, que no podría ser cubierta con los activos de la universidad. “Tiene dos oficinas avaluadas en 80 mil dólares, pero con una hipoteca de 30 mil”, comentó la autoridad.

Otros casos

Tampoco se han pagado los aportes al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), a pesar de que les fue descontado. Este dinero no será cancelado con los activos de las instituciones, sino que corre a cuenta de los anteriores dueños o administradores.


En el caso de la Universidad Og Mandino existe un terreno en Crucita con el que se podría cubrir los 200 mil dólares que se adeuda a los extrabajadores. “Se puede hacer un acta transaccional, pero no se les ubica y algunos pusieron juicios”, señaló.


Por otro lado, en la Universidad Intercontinental todavía no se les paga a los trabajadores. La deuda asciende a 40 mil dólares, pero la institución no tiene bienes inmuebles, sólo muebles que alcanzarían para las dos terceras partes del total, explicó su administrador temporal, Carlos Landín.
 

 

 


Problemática


El director del Plan de Contingencia del CES, German Rojas, confirmó que primero se tiene que efectuar la venta de los activos para proceder con la cancelación, aunque todavía existe la posibilidad de hacer transacción de bienes. Sin embargo, añadió que de no haber los activos necesarios, podría existir el caso de que algunos extrabajadores no reciban sus liquidaciones, aunque cree que la mayoría sí serán pagados.


Landín indicó que todavía no existe un mecanismo aprobado por el CES que les indique cómo actuar si no hay suficiente capital para finiquitar a los antiguos empleados.

 

Fuente : Diario la Hora

Fecha : 8 de Julio de 2013

http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/fotoReportaje/1101531969

Deja un comentario