Hoy termina la recepción de ofertas de medicinas para el IESS

hoy-termina-la-recepcion-de-ofertas-de-medicinas-para-el-ies-2014076083529-926c6c5298d702b3f9699a5404202f37

El 24 de junio, el director general del IESS, José Martínez, declaró la emergencia para la adquisición de insumos médicos y fármacos, debido al desabastecimiento en los centros de salud y hospitales de la institución. La Dirección del Seguro de Salud Individual y Familiar emitió un informe confirmando la situación, el 18 de junio.
Las autoridades determinaron que “varias unidades se encontraban con diversos niveles de desabastecimiento y en algunas con stock crítico o stock cero”. Además que no pudieron adquirir medicamentos por la no disponibilidad de Certificado Sanitario de Provisión, provisto por la Agencia de Regulación y Control Sanitario (ARCSA), la falta de producción u oferta nacional, y el retraso e incumplimiento de los proveedores en la entrega.
Falta de medicamentos


Alba Montenegro tiene deficiencia renal. El pasado viernes acudió al Hospital Carlos Andrade Marín para su chequeo y para retirar las medicinas. Ella toma siete pastillas diarias de medicamentos diferentes. Ese día, en la farmacia le indicaron que no disponían de Losartán, medicamento que sirve para tratar la presión alta.
En anteriores ocasiones ya ha tenido que comprar fuera. La caja de 30 pastillas le cuesta 18 dólares. Ahora analiza comprar el medicamento porque el resto de pastillas que recibió le servirán para 49 días.
Ese es solo uno de los casos de afiliados o beneficiarios que no reciben las recetas completas. En la Resolución Nro. IESS-DG-2014-0031-R, las autoridades determinaron que existe una “situación de emergencia inmediata”, debido a que no se cuenta “con las cantidades suficientes de insumos médicos y medicamentos”.
El documento señala que el Seguro está en una “situación crítica”. Una de las razones de la crisis es que las “administraciones anteriores no realizaron las contrataciones o previsiones necesarias”.
Las autoridades además admitieron, en los considerandos de la resolución, que hubo “malas planificaciones y falta de ejecución presupuestaria acorde a las necesidades de los afiliados”.
Luis D. es empleado público. Tiene que tomar tres pastillas diarias por un trastorno depresivo. El viernes le entregaron los tres tipos de medicinas que toma, pero hace tres meses no le entregaron el Acepran, un sedante para la ansiedad. Tuvo que recurrir a un médico privado para comprar la medicación porque ese medicamento no se puede adquirir sin una autorización del experto.

Deja un comentario