Grupo de origen paramilitar pide participar en el proceso de paz colombiano

Por medio de un correo electrónico enviado a medios de prensa, las AGC se presentaron como “una organización armada de resistencia civil” que es resultado del “fallido proceso” de desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006.

“La sociedad y el Estado colombiano deben reconocer que además de las guerrillas, nosotros hacemos parte del conflicto, como el tercer actor que siempre hemos sido. Así mismo, debe existir la conciencia de que mientras no hagamos parte de un proceso de negociación, la paz seguirá siendo una aspiración postergada en el imaginario colectivo”, expuso el grupo.

Según esta organización, con “siete mil hombres en armas con presencia en todo el territorio nacional no podemos ser ignorados”.

Las AGC afirmaron que la negociación política es el camino para la desmovilización de las agrupaciones armadas, y no los sometimientos arbitrarios y mal intencionados”, por lo que asimismo aspiraron a que “más temprano que tarde” la segunda guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se sume al proceso de paz.

En el comunicado, las AGC critican la aplicación del marco jurídico de Justicia y Paz y acusan al expresidente Álvaro Uribe, promotor de esa iniciativa, de haber “roto los acuerdos que se habían pactado”, encarcelar y extraditar a EE.UU. a los comandantes de la AUC y desatender las zonas donde ejercieron influencia.

El mensaje considera, además, que Uribe abandonó también “a los combatientes que se habían desmovilizado, quienes ante un futuro incierto por los vacíos de una legislación improvisada y caótica (…) y con el peligro que se cernía sobre nuestras vidas y las de nuestras familias, nos vimos precisados a continuar la lucha armada”.

Las AGC justifican su actividad al destacar que “persisten las razones que nos dieron origen (a los paramilitares)”, así como la “persecución” de las fuerzas de seguridad del Estado y aclaran que su lucha es por las clases menos favorecidas y contra la corrupción.

Asimismo, desmienten tener relación con el narcotráfico y con los denominados “ejércitos antirrestitución de tierras”, que atentan contra los colombianos que por medio de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras están recibiendo desde 2012 los terrenos que les fueron usurpados en el marco del conflicto.

Al parecer, la banda de Los Urabeños, dedicada al narcotráfico y otros delitos, usa el nombre de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) en sus comunicaciones públicas, según han establecido analistas de la violencia en el país.

De hecho, en el comunicado rechazaron la muerte en 2012 a manos de la fuerza pública de uno de sus “más representativos líderes”, Juan de Dios Úsuga, considerado entonces jefe de Los Urabeños, muerte a la que la banda respondió con un “paro armado” que prohibió las movilizaciones por tierra en toda la mitad norte del país.

Fuente : Diario el Mercurio

Fecha : 28 de Junio de 2013

http://www.elmercurio.com.ec/386698-grupo-de-origen-paramilitar-pide-participar-en-el-proceso-de-paz-colombiano.html

Deja un comentario