Familiares de desaparecidos demandan resultados

‘Desaparecidos, una tragedia oculta’, ‘Desapariciones sin respuesta’ y ‘Les queremos de vuelta’ fueron algunos de los carteles que portaban ayer los familiares de desaparecidos. Cerca de 50 familiares y amigos aprovecharon que en la Plaza Grande se cumplía el cambio de guardia para visibilizar el drama por el que pasan. Exigen una audiencia directa con el presidente, Rafael Correa, para conocer qué está haciendo el Gobierno para dar con los desaparecidos.


Luis Sigcho, presidente de la Asociación de familiares y amigos de personas desaparecidas en Ecuador (Asfadec), asegura que desde mayo han tratado de hablar con el Primer Mandatario, pero que sólo logran llegar hasta mandos medios. “Estamos cansados de repetir a los asesores, una y otra vez, los puntos que estamos planteando, sin que haya ningún resultado”, manifestó Sigcho, cuyo hijo, del mismo nombre, está desaparecido desde octubre de 2008.

 

Elizabeth Rodríguez, cuya hija Juliana Campoverde desapareció hace 15 meses, dice que la intención es pedir a Correa que exija resultados a la Fiscalía y a la Policía.


Por su parte, Alexandra Córdova, madre de David Romo, desaparecido hace cinco meses, está desesperada porque no hay rastros del joven. “Este 16 de octubre son cinco meses de la desaparición de David. Lastimosamente, pese a tanta búsqueda, no hemos podido dar con algún indicio que nos diga dónde está mi hijo y qué pasó esa noche”, dijo la acongojada madre. Por eso, su intención de hablar con el Mandatario es apelar a su “condición de padre”.

 

 

Expectativa

Entre los familiares de los de-saparecidos hay expectativa por la creación de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros, cuyo titular es el coronel Carlos Alulema Miranda.


Éste había sido un pedido de Asfadec con la finalidad de que exista un ente especializado en la búsqueda de personas. La agrupación espera que esta nueva unidad se ponga en contacto con ellos de manera inmediata para saber cómo van a trabajar y que se enteren de los diferentes casos que hay hasta el momento.
 

 

Un rastro de sangre

En noviembre se cumplen dos años de la desaparición de Telmo Pacheco, quien tenía en ese entonces 33 años. Se perdió su rastro tras participar en un retiro espiritual en Loja. Según la versión de su padre, hace cuatro meses, aproximadamente, se hizo la prueba de luminol en la habitación donde se hospedó el joven y encontraron rastros de sangre humana. Sin embargo, las pruebas de ADN determinaron que no correspondía a Telmo. Karina Pacheco, hermana del desaparecido, cuestiona que todas esas pruebas se hayan hecho recién, y no hace dos años, cuando se dio la alerta.
 

 

Podrían salir libres

David Romo, estudiante de Comunicación Social, desapareció hace cinco meses. Lo último que se sabe de él es que viajaba en un alimentador del Corredor Central Norte, en Quito. Por este caso están detenidas tres personas, una de ellas tenía el celular del joven, pero el fiscal Patricio García se abstuvo de acusarlos. El dictamen abstentivo deberá ser remitido al Fiscal de Pichincha. Alexandra Córdova, madre del joven, dijo que los tres detenidos son clave para dar con el paradero. “Si djieran la verdad y no cayeran en contradicciones, yo podría saber qué pasó esa noche con mi hijo”, manifestó Córdova.

 

Fuente : Diario la Hora

Fecha : 8 de Octubre de 2013

http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101573880/-1/Familiares_de_desaparecidos_demandan__resultados.html#.UlSsalA6KSo

Deja un comentario