mayo 1, 2013
0 comentarios
Comparte

El rey Guillermo de Holanda sucede a su madre

Guillermo-Alejandro y su esposa de origen argentino Máxima se convirtieron este martes en reyes de Holanda tras la abdicación de la reina Beatriz, en el primer relevo monárquico del siglo XXI en Europa.

“Yo, la reina Beatriz, abdico en favor de mi hijo Guillermo-Alejandro”, rezaba el acta firmada en elPalacio Real de Amsterdam (Dam).

“Querida madre: hoy has abdicado tras 33 años en el trono en los que te agradecemos todo lo que has hecho. En nombre de la reina (Máxima) y yo les agradezco todo el apoyo prestado a la corona”, dijo el nuevo rey Guillermo Alejandro, de 46 años, en tono solemne, pero muy conmovido al saludar desde el balcón del Palacio.

Un grito y vítores se escucharon en la céntricaplaza Dam, donde se congregaron 25.000 personas -según la policía- vestidas de pies a cabeza de Naranja, como corresponde a la Casa de Orange.

El rey apareció flanqueado por su madre, que no pudo contener el llanto y la reina Máxima, radiante con un vestido rosa pálido del diseñador Edouard Vermeulen. También estaban presentes la hija mayor de ambos, Amalia, de nueve años, quien pasó a serPrincesa de Orange, título de la heredera y las pequeñas princesas Alexia y Ariane, todas vestidas en amarillo y blanco.

“Gracias Bea”, respondieron a gritos los holandeses, en la emblemática plaza. Un argentino esgrimía una bandera que rezaba: “Gracias Holanda por amar y confiar en Máxima”.

El Rey “estará por encima de los partidismos y será sensible a las necesidades actuales. Para ello necesita el apoyo de su pueblo”, aseguró el lunes en un discurso Beatriz, de 75 años, quien a partir de ahora vuelve a ser Princesa de Holanda.

Guillermo-Alejandro es el primer rey varón de Holanda de los últimos 123 años y junto a su esposa, conformará la pareja real más joven de las monarquías occidentales.

“En estos momentos, la monarquía puede fomentar el respeto a la democracia y estimular la cohesión e integración social”, añadió.

Completamente teñida de naranja, Amsterdam está de fiesta.

Más de 800.000 personas inundaron los canales y plaza de la ciudad para el evento que tendrá un costo de 11 millones de euros, según el ayuntamiento. Más de 10.000 policías fueron desplegados. Hasta el momento, 70 personas fueron arrestadas, indicó la Policía.

admin

admin

Comentarios

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Escribe un comentario

Only registered users can comment.