El metro de Guayaquil, una solución para la movilidad urbana hasta el 2050

Guayaquil, 21 oct (Andes).- Una realidad innegable es el caos en el transporte público que existe en Guayaquil. La solución del sistema de troncales de la Metrovía para mejorar la movilidad pública no arroja los resultados esperados cuando escasean unidades, los pasajeros deben ir virtualmente “aplastados” y la contaminación es evidente.

La solución de dotar a la urbe de un metro con trenes ligeros que no contaminen el ambiente y con mayor capacidad de personas a transportar es considerado un salto en el desarrollo de la ciudad a la modernidad y cuenta con masivo respaldo de los usuarios.

En Guayaquil viven 2,3 millones de personas. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos proyecta para el 2020 que el número de habitantes crezca en 400.000 personas y se estima la existencia de una población flotante superior al medio millón de personas, por lo que la solución de movilidad deberá servir a más de 3 millones de individuos.

La gobernadora del Guayas, Viviana Bonilla, fue quien lanzó la propuesta de construir un tren ligero que ponga fin al caos de la transportación y responda al cambio de la matriz energética con el uso de motores impulsados con electricidad.

“Llegó la hora de una nueva revolución para la ciudad y esta es una propuesta de un sistema integrado de transporte público, rápido, seguro, cómodo y eficiente que es un metro para Guayaquil”, señaló la gobernadora.

Solución hasta el 2050

El presidente del Colegio de Arquitectos del Guayas, Orlando Ortega, precisó que el desarrollo urbano de la ciudad a futuro tiene que tener un plan de movilización que permita a la población trasladarse con agilidad de un punto a otro a otro. Para ello deben existir medios adecuados que no afecten al medioambiente, reduzcan la contaminación visual y sean más seguros.

La propuesta de un tren ligero funcionando a base de electricidad es sin duda el mejor camino para mirar al Guayaquil en el año 2050. La solución tiene que ser en el largo plazo. “Guayaquil ha crecido en los últimos 70 años de manera desordenada marcada por barrios populares, en Guasmos, vía a Daule, Perimetral, entre otros. Ahora debe planificarse el servicio de movilidad hacia esos sectores”, dijo.

 

Servicio a cantones

El presidente del Colegio de Arquitectos enfoca la necesidad de que la propuesta debe ser consensuada con la mancomunidad de Municipios, porque el problema de la movilidad debe ser zonal. Por ejemplo: hay urbanizaciones crecientes en la vía la Puntilla – Samborondón; en la vía a Daule; en la zona de Puente Lucía cerca de Nobol; y, en Durán- El Recreo. Hay poblaciones en las que el 70% llega a Guayaquil por servicios o trabajo todos los días.

“A diario hay miles de personas que llegan de esos lugares a la ciudad movilizándose en transportes urbanos o en sus vehículos. Es por ello que el sistema de tren ligero tiene que orientar el servicio hacia ellos, pensado en el creciente número de personas que vendrán a la ciudad en las futuras décadas”, reiteró el  presidente de gremio de arquitectos.

Stéfano Gallardo, urbanista, propuso como medida ideal la necesidad de construir  sistemas de parqueos juntos a las terminales y estaciones del tren ligero. Esto es para inducir a las personas a trasladarse en sus vehículos solo hasta los andenes y luego embarcarse en el tren.

“Un ejemplo es una persona que vive en el Guasmo, puede movilizarse hasta la estación y dejar aparcado su carro en la mañana con seguridad y al retorno dirigirse a su vivienda en su vehículo sin tener que llevarlo hasta su sitio de labores”, reiteró.

Además sostuvo que todo progreso conlleva un costo. En la ciudad hay vías muy estrechas y no hay lugares para construir terminales, por lo que debe anticiparse a esa situación con la elevación del tren ligero en ciertas vías y en otras áreas la expropiación de viviendas para hacer espacios a las nuevas terminales.

Amigable al ambiente

Gina Figueroa, ambientalista del movimiento Proverde, considera que desde el punto de vista ambiental el reemplazar los buses de motores a explosión, por sistemas eléctricos es la mejor propuesta para reducir la emanación de gases que contaminan y afectan a la salud.

“No creo que alguien esté en contra del nuevo sistema de transporte. Eso sería una aberración, pues será más ágil, menos contaminante, más seguro, menos costoso en su operación y sobre todo coloca a Guayaquil en la posición de desarrollo de las grandes urbes a nivel mundial”, anotó.

Opinó que este es el momento en que debe socializarse la propuesta para determinar sus alcances y beneficios en miras de mejorar las condiciones de vida de quienes viven en Guayaquil.

Construir con urgencia

Antonio Loaiza, usuaria de la Metrovía, opinó que el metro debió ser desde el inicio la solución al caos que hay. “Esto tiene que construirse con urgencia y es una prioridad nacional”.  

El criterio es compartido por Elena Alvarado, moradora de la avenida Machala y General Gómez. “Aquí no pasaban los buses de la Metrovía, pero ahora se ve la cantidad de gases que salen de los tubos de escape que debemos cerrar ventanas todo el día, es por ello que pedimos que lo mejor es un tren que opere con electricidad como lo tienen todos los países desarrollados”.

Al momento no hay definidas las rutas y el monto de inversión a financiar que implica construir el metro.

Fuente: 

Agencia de noticias del Ecuador y Sudamérica, ANDES.

http://www.andes.info.ec/es/actualidad/metro-guayaquil-solucion-movilidad-urbana-hasta-2050.html


La información y el contenido multimedia, publicados por la Agencia de Noticias Andes, son de carácter público, libre y gratuito. Pueden ser reproducidos con la obligatoriedad de citar la fuente.http://www.andes.info.ec/es/actualidad/metro-guayaquil-solucion-movilidad-urbana-hasta-2050.html

Deja un comentario