Demandados por Chevron elevan su voz desde Quito y Nueva York

“Los indígenas y colonos de la Amazonía ecuatoriana no somos delincuentes, no hemos hecho mal a nadie. Chevron fue quien afectó a la madre tierra, a la selva, a la salud de nuestras familias, a la cultura y a las comunidades”. Así se expresó públicamente ayer Elías Piaguaje, uno de los 60 afectados que fueron demandados por la petrolera ante la Corte Federal de Nueva York, en un juicio que empezó ayer a cargo del juez Lewis Kaplan.

A través de este juicio, que se  realiza bajo la Ley RICO (Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act), Chevron busca que Kaplan declare como “fraude”  la sentencia emitida por la justicia ecuatoriana  contra la compañía estadounidense por daño ambiental, que la condena a pagar una indemnización de $ 19 mil millones.

En este sentido,  la petrolera ha pedido al juez Kaplan: “declarar la sentencia como resultado de un fraude e impedir que Steven Donziger (abogado norteamericano de los afectados ecuatorianos) y su equipo se beneficien del fraude”.

Este pedido se remite al 8 de octubre de 2007 cuando Adolfo Callejas, procurador judicial de Chevron Corporation, formuló una petición de anulación del juicio a la Corte Superior de Nueva Loja, en donde se ventilaba el caso para “evitar una injusticia o una denegación del debido proceso”.

Chevron pretende que los cerca de 60 demandados (entre afectados, abogados y asesores) sean procesados como mafiosos u organización delictiva que se han unido para “conspirar” y “extorsionar” criminalmente a la empresa.

Ello pese a que diferentes estudios e investigaciones determinan que la explotación antitécnica de petróleo por parte de Texaco-Chevron, así como la falta de remediación, causó afectación a la flora, fauna, aire, agua y a la salud de 30 mil miembros de 5 nacionalidades indígenas: Cofán, Siona, Secoya, Waorani y Kichwa, así como  a campesinos de Orellana y Sucumbíos.

Elías Piaguaje, quien pertenece a la comunidad secoya y consta en la lista de demandados como “criminal”, habló ayer, pero no dentro del juicio en Nueva York (el juez Kaplan no aceptó recoger los testimonios ni argumentos de ninguno de los procesados), sino en el Paraninfo de la Universidad Andina, en Quito, como una forma simbólica de hacer escuchar su testimonio.

“Es un intento terrible, inhumano lo que está haciendo Chevron. Rechazo con todo el corazón y el espíritu de la selva este juicio; el mundo tiene que darse cuenta de quién es el verdadero criminal. Pido a los derechos humanos internacionales que vean cómo se desarrolla este juicio vergonzoso en Nueva York”, añadió con su atuendo indígena.

Al mismo tiempo, pero en Nueva York, el indígena Javier Piaguaje declaraba a la prensa: “Estamos fuera de esta Corte para contar que Kaplan se ha negado a escucharnos. Nuestra miseria es real y no va a dejar de existir por este juicio”.

Fuente : Diario el Telegrafo

Fecha : 26 de Octubre de 2013

http://www.telegrafo.com.ec/politica/item/demandados-por-chevron-elevan-su-voz-desde-quito-y-nueva-york.html

Deja un comentario