Cristina guarda silencio sobre la corrupción

El Gobierno argentino rompió su silencio para rechazar las denuncias sobre supuestas prácticas corruptas en el círculo del poder reveladas, entre otras personas, por Miriam Quiroga, secretaria del fallecido expresidente Néstor Kirchner, que acudió ayer a declarar ante la Justicia.
Quiroga declaró a puerta cerrada ante un juez de Buenos Aires como testigo en una causa abierta por presunta asociación ilícita de funcionarios y empresarios relacionados con el expresidente Kirchner (2003-2007).
La exsecretaria fue citada por la Justicia tras participar en un programa televisivo en el que afirmó que cuando trabajaba para la Presidencia vio a un estrecho colaborador de Kirchner salir con bolsos, supuestamente cargados de dinero, destinados a la quinta presidencial de Olivos y a la residencia familiar del expresidente en Santa Cruz (sur de Argentina).

 

 

Estrecha relación

Fuentes judiciales evitaron confirmar si Quiroga ratificó sus declaraciones televisivas ante el juez que investiga la causa abierta en 2008 por una denuncia de la diputada opositora Elisa Carrió contra Kirchner y varios de sus colaboradores.
Miriam Quiroga empezó a trabajar con Néstor Kirchner cuando era gobernador de Santa Cruz y tras su elección como Presidente en 2003, fue contratada como secretaria de Documentación en la Casa Rosada donde se mantuvo hasta que fue despedida apenas unos meses después de la muerte del exmandatario, fallecido en octubre de 2010.

 

 

Más revelaciones

Sus revelaciones coinciden con denuncias periodísticas sobre la presunta implicación de empresarios próximos a Kirchner en supuestos delitos de lavado de dinero, como Lázaro Báez, quien precisamente ayer se presentó ante la fiscalía de Río Gallegos para reivindicar su inocencia y rechazar las acusaciones que le vinculan con la evasión de millones de dólares a Uruguay para su traslado a bancos suizos. El escándalo ha crecido en los últimos días con nuevas revelaciones anónimas de un piloto que supuestamente habría visto cómo un estrecho colaborador de Kirchner utilizaba su avión para el traslado de dinero en bolsos y con la declaración de un arquitecto que asegura que la vivienda del matrimonio presidencial tiene una bóveda destinada a guardar valores.

 

Gran patrimonio
° Mientras la Justicia avanza en las investigaciones por las denuncias sobre presuntas prácticas ilícitas, dirigentes oficialistas y altos funcionarios del Gobierno han roto el silencio que habían guardado durante las últimas semanas y han salido a rechazar las acusaciones, aunque la presidenta, por el momento, se ha mantenido al margen de la polémica.
Según la última declaración jurada de Cristina Fernández ante la Oficina Anticorrupción, conocida en agosto de 2012, el patrimonio de la mandataria era en 2011 de 39,6 millones de pesos (8,6 millones de dólares), una cantidad muy inferior a la de 2010, cuando declaró 70,5 millones de pesos (15,3 millones de dólares).

Fuente : Diario la Hora

Deja un comentario