ALBA, “escudo contra la explotación y el neocolonialismo”

La creación de una zona económica regional complementaria y solidaria es, entre otros puntos, uno de los objetivos hacia donde la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) apuntará para el desarrollo de los pueblos.

Esta es una de las conclusiones a las que llegaron los presidentes y ministros de los países miembros de esta instancia regional, reunidos ayer en la XII cumbre de la ALBA, en Guayaquil.

Luego de seis horas de reuniones y de pulir el documento inicial, que el presidente Rafael Correa consideró como “tibio”,  se incluyeron puntos relacionados con la consolidación del bloque que luego  los mandatarios aprobaron por unanimidad.

Fue el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien adelantó parte de lo que señala el documento que hasta las 18:00 de ayer,  no fue dado a conocer a la prensa. “Los países de la ALBA son  territorios donde están garantizados los derechos de nuestros pueblos a la educación y la salud y ahora vamos a un nivel de cooperación superior, para  garantizar la calidad de la educación y la salud”, dijo.     

Adelantó que la decisión de los mandatarios es conformar una comisión que deberá sistematizar  todas las propuestas del campo económico en función de la constitución de una zona económica. “Desde la ALBA le proponemos a Mercosur una zona económica de desarrollo compartido, complementario, solidario, respetando las asimetrías y que vaya más allá del simple comercio”, recalcó.

E instó a que Petrocaribe, Comunidad del Caribe (Caricom) y Mercosur se constituyan en una “poderosa zona económica” para articularse en forma ventajosa ante el resto del mundo.

El presidente Rafael Correa aseguró que la ALBA se consolida, pese a que no se ha reunido desde hace 18 meses, tras lo ocurrido con el extinto presidente venezolano Hugo Chávez, “pero este encuentro ha servido para dar vigor e impulso a la alianza”.

Resaltó que una ventaja de este bloque es la coincidencia ideológica de los gobiernos y por eso se podrá trabajar en forma contundente.

Para el mandatario nicaragüense Daniel Ortega, lo más importante del encuentro es que se continuará con el proyecto con un salto al establecimiento de un espacio económico y social en la región para ser más fuertes. “Si no vamos unidos, vamos a ser frágiles y débiles”, dijo.

En su intervención, el jefe de Estado de Bolivia, Evo Morales, sostuvo que en esta cumbre por primera vez presidentes y gobiernos antiimperialistas se organizan para acompañar la lucha de los pueblos estructurados en movimientos sociales y enfrentar las políticas de saqueos, intervención y dominación.

Llamado a integración

En el discurso de bienvenida, el presidente Rafael Correa formuló un llamado a la integración para hacer frente a lo que llamó el nuevo orden mundial: el imperio del capital. “Tenemos que tomar decisiones, visiones y orientaciones políticas basadas en ideologías claras”, insistió el mandatario ante los presidentes, ministros de relaciones exteriores y funcionarios de Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Cuba, Antigua y Barbuda, Dominica, San Vicente y las Granadinas, todo ellos miembros de la ALBA, así como de Argentina, Uruguay y Haití, como invitados.

Por eso destacó la integración regional y que juntos podrán poner las condiciones a ese capital en función y beneficio de los  pueblos. “De lo contrario, desunidos, seguirán siendo tratados como patio trasero”. En su intervención, el Jefe de Estado ecuatoriano manifestó que América nunca se desarrolló porque siempre dominaron unos pocos. “Fuimos sometidos por unas élites excluyentes, pero  ahora hay un cambio en las relaciones de poder”.

Fuente : Diario el Telegrafo

Fecha : 31 de Julio de 2013

http://www.telegrafo.com.ec/actualidad/item/alba-escudo-contra-la-explotacion-y-el-neocolonialismo.html

Deja un comentario