881 sancionados por invadir carril de transporte público

imagen2

Los carriles exclusivos del transporte público continuamente son invadidos por vehículos privados, desde entidades públicas, unidades de emergencia y hasta motos. En sólo dos meses, los agentes metropolitanos de Tránsito han sancionado a 881 conductores por invadir estos carriles. 56 casos corresponden a vehículos de instituciones municipales o estatales.

Excepciones

Walter Enríquez, director de la Agencia Metropolitana de Control, informó que la Ley señala solamente tres excepciones en el uso del carril exclusivo: al Presidente y Vicepresidente de la República y al Alcalde de la ciudad.

La realidad en la vía pública, sin embargo, es otra. Esto se puede comprobar cualquier día en el carril exclusivo del Trole. Ayer, por ejemplo, en menos de 10 minutos, los conductores de los vehículos con placas PBT 9525 y UBY 0600 hicieron uso de este carril a la altura de la 10 de Agosto y Bogotá, frente al edificio matriz del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

Mal uso de ambulancias

Un agente de Tránsito que pidió mantener su nombre en reserva compartió algunas anécdotas que le han ocurrido al vigilar estos carriles.

Además de recibir insultos de los infractores como “te crees dueño de la calle”, contó que se ha topado con conductores de vehículos de socorro que han intentado sorprenderlo.

Recordó el caso de una ambulancia privada que insistentemente encendía la baliza a la altura de El Recreo, al sur de la ciudad. Siempre pasaba a las 08:30 e ingresaba al carril del Trolebús, para avanzar hacia el norte de la ciudad.

Una mañana el agente se arriesgó y pidió al conductor que detuviera el vehículo. El chofer le dijo que necesitaba pasar, que estaba atendiendo una emergencia, pero el agente le pidió que abriera las puertas de la ambulancia. En el interior no había un sólo paramédico sino personas vestidas con traje formal que aseguraron que iban a ver a sus familiares.

El agente también comentó que en otra ocasión le tocó tratar con un conductor de otra ambulancia que tenía la licencia caducada y que ingresó al carril exclusivo del Trolebús, porque tenía urgencia de cumplir con una entrega de sábanas, facturas y otras cosas que nada tienen que ver con el traslado de pacientes.

El mismo agente enfrentó a un uniformado que ingresó al carril exclusivo del Trole, a la altura de La Recoleta y Maldonado. El agente circulaba a exceso de velocidad y cuando el metropolitano intentó detenerlo, le apuntó con un arma de fuego, luego huyó pasándose algunos semáforos, que tenían la luz roja encendida.

Fuente: La Hora

Deja un comentario