marzo 27, 2014
0 comentarios
Comparte

Tres muertos durante un asalto en el norte de Quito

Tres personas murieron luego de un asalto bajo la modalidad de ‘sacapintas’ registrado en la esquina de la avenida Diego de Almagro y calle La Pradera.
Según testigos, uno de los presuntos delincuentes cayó abatido mientras se ejecutaba el asalto.
‘Jorge N’ (nombre protegido) narró que a eso de las 14:15 de ayer el empleado de un reconocido restaurante de la zona caminaba sin resguardo por el lugar y que a dos cuadras de su destino fue emboscado por un par de sujetos que viajaban a bordo de una motocicleta negra.
Uno de los hampones forcejeó con la víctima, quien puso resistencia y recibió una descarga de tiros a quemarropa.
El testigo agregó que repentinamente apareció un miembro de seguridad de una entidad pública del sector. Un agente de la Dirección Nacional de Delitos, Contra la Vida, Muerte Violenta, Desaparecidos, Extorsión y Secuestro (Dinased) confirmó que el héroe era un agente vestido de civil y añadió que uno de los antisociales logró escapar con 2.000 dólares utilizando la misma motocicleta.
‘Jorge’ relató que al escuchar el tiroteo, el policía corrió a auxiliar a la víctima. Los delincuentes se percataron de su presencia y comenzó un cruce de bala.
Algunos transeúntes que a esa hora pasaban por el lugar se agacharon para evitar ser alcanzados por una bala perdida, mientras que otros corrieron por sus vidas.
La vida en el camino
Aproximadamente 20 minutos después del funesto incidente llegaron las ambulancias para el traslado de los heridos.
La víctima del robo, de 55 años de edad, era la más grave y necesitaba atención inmediata. El vehículo de emergencia lo trasladó a una casa de salud cercana, sin embargo, no soportó las heridas de bala y falleció en el trayecto.
Mientras tanto, el oficial del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), Rodrigo Alquinga, permaneció varias horas con vida.
No obstante, ante su grave estado, pues una bala se alojó en el abdomen, falleció al anochecer.
Rumbo a la morgue
Personal de la Dinased hizo el levantamiento del cadáver del presunto delincuente que quedó sobre la vereda de la calle Pradera.
Agentes de Criminalística hicieron un barrido a la redonda para encontrar evidencias y casquillos que quedaron regados luego de la balacera.

 

Fuente: La Hora

admin

admin

Comentarios

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Escribe un comentario

Sus datos estarán a salvo! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *