La fuerza de un huracán borró del mapa una isla de Hawai.
octubre 24, 2018
0 comentarios
Comparte

La fuerza de un huracán borró del mapa una isla de Hawai.

El huracán Walaka, que azotó el remoto atolón French Frigate Shoals, el más grande de Hawai, eliminó del mapa uno de sus pequeños islotes deshabitados, la isla del Este.

Los científicos lo comprobaron mediante fotos tomadas vía satélite y que fueron publicadas por el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (FWS). La isla del Este tenía un gran valor ecológico, ya que era un santuario natural donde desovan las tortugas marinas verdes de Hawai y donde cría la foca monje, ambas especies en peligro de extinción.

El huracán Walaka ha sido el ciclón tropical más fuerte generado en el Pacífico desde 2006. Llegó a alcanzar la categoría 5, con un registro de vientos por encima de los 250 kilómetros por hora. Sus devastadores efectos ya se preveían antes de su llegada, por lo que un equipo de científicos que se encontraban estudiando la zona fue evacuado antes de su llegada, salvándose del desastre que estaba por llegar.

Las imágenes de satélite superaron cualquier sospecha que se pudiese tener sobre las consecuencias de la catástrofe sobre la isla; aunque, según advertían hace unos días científicos de la NOAA y el FWS, sería necesario acudir hasta allí para confirmar que toda la superficie de la isla se encuentra sumergida.

Las imágenes del antes y después del paso de Walaka, uno de los ciclones más poderosos jamás registrados en el Pacífico y que no afectó a áreas pobladas, muestran la devastación en la isla del Este, de aproximadamente 750 metros de largo y 122 de ancho. Prácticamente toda su arena blanca ha desaparecido del mapa a causa del huracán, según confirmaron científicos el lunes.

De acuerdo al sitio web Honolulu Civil Beat, el experto en clima de la Universidad de Hawai, Chip Fletcher, dijo que no le ha sorprendido que el cambio climático haya aniquilado la isla del Este, pero no esperaba que ocurriera tan pronto.

El científico Fletcher calculaba que los mares se la tragarían en un par de décadas pero ha sido un huracán, intensificado por los efectos del cambio climático, quien la ha eliminado de la noche a la mañana.

Se desconoce si East Island, que albergó una estación de radar de la Guardia Costera de EE UU hasta 1952, volverá a emerger de las aguas alguna vez o cómo podrán sobrevivir los animales desplazados por su hundimiento. Según el portal Honolulu Civil Beat, el 96% de las tortugas marinas verdes de Hawaii anidan en el atolón French Frigate Shoals, más de la mitad de ellas en la isla del Este y, de acuerdo con Charles Littnan, director de la división de especies protegidas del NOAA, una séptima parte de las focas monje hawaianas —cuya población total es de 1.400 ejemplares— han nacido en ella.

Según Littnan, las focas y tortugas ya se habían ido de la isla, situada a 885 kilómetros al noroeste de Honolulu, antes de la llegada de la tormenta.

Fuente: El Universo.

admin

admin

Comentarios

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Escribe un comentario

Sus datos estarán a salvo! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *