La amenaza continúa
abril 9, 2013
0 comentarios
Comparte

La amenaza continúa

Corea del Norte anunció ayer que retiraría 53.000 norcoreanos que trabajan en el polo industrial intercoreano de Kaesong, en medio de fuertes tensiones en la península, mientras que Seúl rectificó sus declaraciones sobre la inminencia de un nuevo ensayo nuclear.
“Vamos a retirar todos nuestros empleados de la zona”, declaró Kim Yang Gon, un alto responsable del partido, en un comunicado transmitido por la agencia oficial norcoreana KCNA.
Corea del Norte “suspenderá temporalmente las operaciones en la zona y estudiará el tema para saber si debe permitir su existencia o cerrarlo”, agregó el responsable. El polo industrial está situado en Corea del Norte y a 10 km de la frontera.
“La manera en que la situación evolucionará en los próximos días dependerá en su totalidad de la actitud de las autoridades surcoreanas”, estimó Kim Yang Gon, que visitó el lugar ayer.

 

 

‘Injustificable’

Corea del Sur indicó que esta decisión es “injustificable”.
“La decisión unilateral de Corea del Norte de seguir adelante con esta medida no puede ser justificada de ninguna manera y Corea del Norte será considerable responsable por las consecuencias”, dijo el Ministerio de Unificación surcoreano en un comunicado.
Desde el miércoles, Corea del Norte prohíbe el acceso a Kaesong al personal surcoreano y a los camiones de distribución. Por el momento 13 de las 123 empresas surcoreanas presentes en el sitio, interrumpieron su producción por falta de materias primas.
Más de 300 profesionales surcoreanos quitaron el complejo desde mediados de la semana pasada, pero unos 500 decidieron quedarse para garantizar el buen funcionamiento de las actividades.

 

 

Fuente de divisas

El complejo de Kaesong, importante fuente de divisas extranjeras para Corea del Norte, siempre permaneció abierto a pesar de las crisis repetidas en la península, con la excepción de un sólo día, en 2009. En esa ocasión Pyongyang había bloqueado el acceso para protestar contra las maniobras militares conjuntas entre Estados Unidos y Corea del Sur.

 

 

Hay tranquilidad

En Corea del Sur, Seúl rectificó sus declaraciones alarmistas, en las que evocaba la inminencia de un cuarto ensayo nuclear por el Norte, menos de dos meses después del que llevó a cabo en febrero.
“Hay actividades, pero parecen ser actividades de rutina” en las instalaciones de Punggye-ri, donde se efectúan ese tipo de ensayos, afirmó el portavoz del ministerio de Defensa, Kim Min-Seok. El ministerio de Unificación afirmó por su parte que otro ensayo no parece ser “inminente”.
El ministro de Unificación, Ryoo Kihl-jae, había dicho antes a una comisión parlamentaria que Pyongyang parecía prepararse para realizar los próximos días un lanzamiento de pruebas de un misil balístico y un cuarto ensayo nuclear.

Fuente : Diario la Hora

admin

admin

Comentarios

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Escribe un comentario

Sus datos estarán a salvo! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *