En misa campal Pelileo despedirá hoy a los 13 fallecidos en accidente de bus
marzo 18, 2013
0 comentarios
Comparte

En misa campal Pelileo despedirá hoy a los 13 fallecidos en accidente de bus

Pelileo • Los habitantes del cantón Pelileo, en Tungurahua, amanecieron ayer llenos de dolor. La comunidad velaba a 13 de sus seres amados que perecieron la madrugada del sábado en un accidente de tránsito en la vía Bucay – El Triunfo (provincia de Guayas).
Hasta el sábado se hablaba de 12 víctimas mortales, pero ayer se confirmó el deceso de Romelia Judith Llerena Chicaiza. La comerciante falleció en el hospital Luis Vernaza, en el centro de Guayaquil. Tenía fuertes contusiones en su cabeza por lo que fue operada, pero no logró sobrevivir.
Los cuerpos llegaron a Pelileo en una caravana pasadas las 16:30 del sábado hasta el coliseo cantonal en donde se levantó una capilla ardiente. Ahí, el párroco del lugar realizó una misa en honor a las víctimas.
Posteriormente los cuerpos fueron trasladados hasta sus domicilios y otros lugares para ser velados en la intimidad de su hogar con sus seres queridos.
En la sede de la Asociación de Camionetas Darío Guevara, Natasha, de 20 años, lloraba al pie de los féretros de su padre y de su madre, quienes murieron en el accidente señalado. “No puede ser, ahora qué voy a hacer. Dios por qué te llevaste a mis papitos y me dejaste sola”, lloraba la joven mujer, mientras era consolada por familiares y amigos que también tenían desgarrada el alma por el fatal accidente.
La desesperación era la misma para María Natividad, quien perdió dos de sus hijos y dos de sus yernos, así como dos sobrinos, en el trágico incidente. “Papito Dios, no es justo que yo vea morir a mis hijos, ahora qué voy a hacer si ya no van a estar a mi lado”, decía la madre.
Similar panorama se vivía en la casa donde se velaban los restos mortales de Ximena Gómez. Ahí su hijo, buscando algo de serenidad en este doloroso momento, comentaba que él siempre viajaba con su mamá a Guayaquil a la Feria de Las Exclusas. Realmente ve como un milagro el que él no haya tenido nada luego del accidente. Sin embargo, su corazón no soporta más el haber perdido a su madre y espera que esta pérdida no deteriore la salud y la vida de su padre.

Fuente : Diario la Hora

admin

admin

Comentarios

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Escribe un comentario

Sus datos estarán a salvo! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *