25 años por la muerte de Karina del Pozo
septiembre 11, 2013
0 comentarios
Comparte

25 años por la muerte de Karina del Pozo

El Tribunal Séptimo de Garantías Penales de Pichincha encontró culpables del delito de asesinato y condenó a 25 años de reclusión mayor extraordinaria a los tres procesados que fueron llamados a juicio por la muerte de Karina del Pozo, hecho ocurrido en la madrugada del 20 de febrero de 2013, al norte de Quito.


Durante el debate, el fiscal, Vicente Reinoso, y el abogado de la acusación particular, César Ochoa, pidieron a los jueces del Tribunal el máximo de la pena (25 años) para los tres procesados.


Durante la audiencia de juzgamiento, uno de los procesados se acogió al derecho al silencio y no presentó testigos para desvirtuar las pruebas en su contra.


El abogado defensor del procesado que está acusado como autor material del asesinato y que además habría sido novio de la joven, de su parte, alegó que no hay pruebas materiales que prueben que su cliente haya estado presente en el lugar de los hechos y que la acusación fiscal sólo se fundamenta en la versión de otro de los procesados.

 


Teoría del caso

El fiscal Reinoso se tomó cerca de dos horas para exponer la teoría del caso y señalar que ha quedado demostrado la materialidad de la infracción y la responsabilidad de los procesados, D.P. como autor material y J.S. y G.S. como autores de comisión por omisión.


El Fiscal lamentó la postura del procesado J.S., quien se acogió al derecho al silencio, y dijo que ésta es una clara muestra de deslealtad procesal y falta de colaboración con la administración de justicia.


Para argumentar la autoría del tipo penal de la comisión por omisión, Reinoso dijo que en el momento en que los procesados se ofrecieron a llevar a Karina del Pozo hasta su domicilio, se comprometieron a proteger el bien jurídico de la vida, pero que eso no ocurrió en la madrugada del 20 de febrero de 2013, y que en el caso de J.S. y G.S. no hicieron nada para evitar el asesinato, pese a que la víctima intentó huir del lugar pidiendo auxilio, pero sus súplicas no recibieron respuesta.


De su parte, César Ochoa, abogado de la acusación particular, dijo que la actuación vil y la execrable alevosía con la que actuaron los procesados, aprovechando la soledad y oscuridad, y la fragilidad de la víctima, ha quedado debidamente probada, con pruebas materiales y testimoniales.

 


Cuestionamientos

Durante el debate, Hermes Sarango, abogado defensor de G.S., dijo que la figura penal de la comisión por omisión se aplica para quienes tienen la calidad de garantes, pero en este caso su cliente no era garante de nada, porque no es bombero ni policía y tampoco pesaba sobre él el principio de confianza, porque esa noche recién conocía a Karina del Pozo, y más bien esa confianza y garantía recaía sobre los otros procesados, que eran amigos de mucho tiempo. Para el abogado, en el peor de los casos, su defendido tendría que ser juzgado por encubridor.

 


La reacción de la defensa

° Hermes Sarango, uno de los abogados de la defensa, reaccionó a la sentencia señalando que los jueces no ponderaron adecuadamente las categorías dogmáticas de la participación delictual y a todos les metieron en un sólo saco, cuando en el proceso está demostrado que tratándose de un delito de asesinato y de propia mano, hay un solo autor material.


Los otros podrían ser cómplices o encubridores, más no autores materiales del hecho criminal, ya que fue uno solo el que cegó la vida de la joven.


Anunció que cuando sean notificados por escrito, apelará a la sentencia, porque consideran que no está debidamente motivada

 

Fuente : Diario la Hora

Fecha : 11 de Septiembre de 2013

http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101561234/-1/25_a%C3%B1os_por_la_muerte_de_Karina_del_Pozo.html

admin

admin

Comentarios

No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Escribe un comentario

Sus datos estarán a salvo! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *